ADAPTACIÓN AL CAMBIO

Escrito por evolvens | julio 1, 2013 | General | No hay comentarios

La experiencia dice que los mejores planes de negocio, realizados por expertos, supervisados por los mejores directivos y aprobados por grandes consejos de administración, lo único que consiguen (¡y con suerte!) es acercarse, por desgracia por debajo, a la realidad de lo que los resultados han reflejado al terminar el año. Y la culpa no es de estos planes, ya que seguramente han tenido en cuenta todo lo que se sabía en ese momento, así como las previsiones de las mejores fuentes u organismos oficiales.

Semanalmente, por no decir diariamente, estamos recibiendo noticias que nos afectan directa o indirectamente a nuestra actividad y que hacen que la mejor estrategia que podemos adoptar es la de adaptación al cambio.

Nunca ha sido fácil tener en cuenta todas las variables que afectan a cualquier tipo de actividad. Hoy en día no solo no es fácil sino que es casi imposible, ya que lo que en enero parecía muy claro, el marzo no lo es tanto y en junio no se parece en nada a la realidad del mercado Pese a este handicap, es indispensable a la hora de empezar cualquier tipo de negocio en tener todas las variables posibles bajo control, no ya para maximizar los beneficios, sino para minimizar los riesgos.

¿Cómo se consigue esto? Para empezar debemos manejar siempre como mínimo 3 escenarios: el pesimista, el realista y el optimista. Hoy por hoy, por desgracia, el tercero casi queda automáticamente descartado, por lo que hay que centrarse en el segundo y sobre todo en el primero.

Las 3 “P”: Planificar, Planificar y Planificar.

..¡¡Y por si acaso, tener siempre un plan B!! Aunque suene muy repetitivo, solo con una buena planificación se asegura la acotación de las variables que puedan hacer que un proyecto triunfe o fracase en sus primeras etapas. Éstas variables son tanto endógenas como exógenas y aunque unas dependan su cambio o modificación mas de nosotros que las otras, ambas deben ser tenidas en cuenta.

Para ello, y como decía Steve Jobs “Simplemente piensa en lo que viene a continuación”. Sitúate mentalmente en el primer paso que tienes que dar y una vez hecho piensa “¿y ahora que?”, y una vez creas que ya has completados todos los pasos, transforma ese escenario realista (bajo tu punto de vista) en uno pesimista (o realista bajo el punto de vista de la situación actual), mediante: bajadas de ventas, subidas en los tipos de interés, retrasos en los pagos, búsquedas de financiaciones alternativas a la bancaria, etc, etc…solo de esta manera habrás previsto y buscado solución para muchas de las variables que seguro, y por desgracia, ocurrirán. Como dicen los holandeses “No se puede impedir el viento, pero hay que saber construir molinos”.

 

Share on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn+1Share via email


0 Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.