¿Estás en el paro? Re-enfoca tu situación.

Escrito por evolvens | enero 14, 2014 | General | 11 comentarios tags: , , , ,

Es tarde para lamentaciones, estás en el paro, sí, y lo peor de todo es que no eres el único. Los días pasan siendo un calco de los anteriores, y las horas se consumen mientras transitas como un zombie entre todos y cada uno de los portales de empleo buscando una oferta en la que poder inscribirte, da igual si cumples con el perfil, si te inscribes con la suficiente velocidad tal veas seas uno de los 50 primeros de los 800 currículums que la empresa recibirá en un solo día.

Es el inicio del camino hacia ninguna parte, y es que estar desempleado supone un shock brutal en su inicio por el cambio de paradigmas establecidos en nuestra vida. Uno abandona su rutina, y de repente se encuentra con una soledad absoluta, en ocasiones aterradora, en la que parece comenzar una grotesca cuenta atrás hacia el final de una prestación o subsidio. La desorientación es tal, que reubicarse en el día a día lleva su tiempo. El bombardeo de sensaciones negativas es enorme, y precisamente es lo que nos nubla y nos evita realizar un filtro mental de la parte positiva de la situación. Porque sí, hay una parte positiva, siempre la hay.

 Tienes el arma principal. El tiempo. De acuerdo, no te consuela, de hecho piensas que es algo que precisamente te sobra, pero probablemente en un futuro, cuando te vuelvas a emplear, recordarás que en el fondo, en aquella etapa sombría de tu vida en la que no tenías trabajo, pudiste disfrutar de cosas que hacía tiempo que no conseguías hacer. De hecho lo primero que debes hacer es darte tiempo para encajar tu nueva situación. No busques culpables, no busques porqués, lo que ha sucedido ya no puede cambiarse, y debes aceptarlo, y cuanto antes mejor. Con tiempo puedes reforzar tu capacitación, tu red de contactos, tu marca personal. Lee, apúntate a algún curso relacionado con lo que sabes hacer, o incluso con algo que siempre te hubiese gustado aprender. Existen estudios que dicen que el 60% de las personas que están formándose actualmente ocuparán trabajos que a día de hoy ni tan siquiera existen.

Recupera contactos con los que hacía tiempo que no hablabas, elimina esa distancia. En ocasiones parece que hay gente a la que hemos “perdido” de manera definitiva, pero realmente no estamos tan lejos de ellos, tan solo hace falta un poco de esfuerzo, un café, o alguna disculpa por el retraso. Explota las redes sociales, trabaja la proactividad, ofrece tu mejor versión y comparte de manera desinteresada tus conocimientos con los demás. Un día tendrás la capacidad de valorar todo lo que esa red te puede aportar, y te darás cuenta de que el resultado es incuantificable. El retorno de todas y cada una de tus aportaciones te ofrecerá un feedback increíblemente valioso, acepta las críticas siempre que sean constructivas, y si recibes alguna destructiva “sube la música de la habitación”.

Considera la opción de crear tu propio empleo. Pero tampoco te obsesiones con ello. Seguro que destacas en algo, o que tienes algo que ofrecer. De ser así, explótalo al máximo. Si necesitas ayuda, busca algún socio, o varios, pero búscalos bien. Cuando te asocies con alguien debe ser como una pareja de tenis, debe ser alguien que cubra tus carencias y a la inversa. Compatibles y complementarios. Recuerda cada día que si fuese una tarea fácil, no habrían trabajadores por cuenta ajena, así que prepárate para fracasar porque será tu mejor lección. Caerse es lo que te hará más fuerte, porque ahora que estás desempleado estás en el suelo, tan solo tienes que volver a ponerte en pie. No será la primera vez, ni tampoco la última. Acostúmbrate a estas sensaciones porque cuando vuelvas a sentirlas sabrás que ya toreaste en esta plaza, y cuando tengas sensaciones contrarias las disfrutarás con mucha más intensidad.

Pero si hay algún enfoque que debes cambiar, si hay algo que debes hacer con toda urgencia, es el de tu eliminar tu negatividad. No pienses nunca que el mercado está plagado de profesionales como tu, e incluso mejores que tu. Más formados, con mejor capacitación y experiencia. Aunque sea verdad. No lo pienses porque a pesar de que estén ahí fuera dispuestos a arrebatarte toda oportunidad, tu eres único. Es verdad, eso no te da la garantía de conseguir un trabajo frente a los demás, pero debes creer en tus posibilidades, y sobretodo tener la inteligencia para trazar una estrategia que te diferencie, que te revalorice, que te sitúe preferentemente. No estés desinformado pero que las noticias económicas no te calen demasiado hondo, puedo garantizarte que han habido crisis infinitamente peores que la actual y hemos salido de ellas. Y reforzados. El camino es complicado, por eso debes rodearte bien de gente que te apoye, que te ayude a levantarte, que te de aliento y fuerzas, gente con la que te sientas feliz, gente que te aporte, que te inspire.

Nunca olvides la sentencia de Heródoto: “Tu estado de ánimo es tu destino” :)

shutterstock_125981930

Share on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn+1Share via email


11 Comments

  • JUAN CARLOS YUSTE enero 14, 2014 at 12:05 pm

    Se percibe claramente que has pasado por esta situación, y sabes de lo que hablas, muy buenos consejos, gracias por compartirlos.

    Un saludo cordial

    reply
  • Sara enero 14, 2014 at 11:56 pm

    Simplemente cierto. Tu estado de ánimo es tu destino. Si conseguimos mantenernos optimistas y con espíritu positivo, tal vez esta fase sea una etapa que nos refuerce.

    reply
  • Clara enero 15, 2014 at 12:16 am

    Yo me encuentro recientemente en situación de “en busca activa” y por supuesto que no estoy llorando en el muro de las lamentaciones, me encuentro disfrutando del tiempo libre del que siempre queremos disponer cuando estamos trabajando y por supuesto que en breve empezaré alguna formación.
    Esta situación es para aprovecharla no para despercidiciarla. Así que muchísimo, ánimo a todo, que aquí se está de paso. Actitud positiva.

    reply
  • María enero 15, 2014 at 12:49 pm

    Inspirador , precisamente como dice en el texto la negatividad es que acapara la mayor parte del tiempo de una persona desempleada,también es importante ver que es muy contrario estar desempleado a estar “parado”, aunque por desgracia la mayoría no observa esa sutil diferencia y al menos desde mi experiencia, veo que los hombres siguen creyendo que estar desempleados es ser inútil cuando nada más lejos de lo contrario.
    Mi ánimo a todas aquellas personas desempleadas que día a día trazan un nuevo camino.

    reply
  • María José A enero 15, 2014 at 2:44 pm

    Muy buen post Evolvens, felicidades!. Enfoca con claridad todas las etapas por las que pasa el desempleado y me he visto muy reflejada cuando hablas de la soledad. Así es, y yo creo que lo más duro de llevar. Estás “solo” en todo esto aunque uses las redes sociales, tengas más o menos contactos, te inscribas en cursos, tengas proyectos en mente que has de poner en práctica, … si sabes lidiar con la soledad, tienes la mitad del terreno ganado.
    Un saludo.

    reply
  • Martin enero 15, 2014 at 10:13 pm

    Muy buen post !!! Se agradece.
    Saludos

    reply
  • Mª Jesús enero 22, 2014 at 12:13 pm

    Enhorabuena por el post ! Muy real lo que cuentas aunque , no siempre es fácil poner a mal tiempo buena cara. Todo depende de la situación en la que te encuentres. Mi marido y yo estamos en paro ( mi marido desde hace más de dos años , después de casi 18 años ) . Yo al ser discapacitada , con mucha experiencia e idiomas y 19 años en una empresa, he ido haciendo algunos trabajos. Ahora estoy de baja desde hace 8 meses por una artrodesis ( intervención de espalda bastante fastidiada). Mi problema es tengo varias ofertas de trabajo que no puedo aceptar. Ocupo mi tiempo con cursos y todo lo que está a mi alcance. Yo ya he pasado la etapa de los llantos, ahora estoy en la de las soluciones , aunque en mi estado poco puedo solucionar. Tengo que tirar del carro, porque mi marido no ha recibido ni una sola oferta en todo este tiempo y venga hacer cursos. La edad es un problema y a partir de los 40-45 está fatal y nadie nos tiene en cuenta.
    Adelante! es lo que yo me digo cada día, pero convencer a otra persona que está a tu lado y bastante deprimida es una ardua tarea.

    Cuando uno se encuentra en la oscuridad que difícil es poder ver el rayo de luz, si es que lo hay… y si tienes una sombra detrás que te lo va tapando, peor.

    Gracias por prestarme atención y tan solo me queda deciros que yo sigo luchando cada mañana!!!!

    reply
  • Alberto Rossi enero 23, 2014 at 7:06 pm

    Hacía tiempo que no leía un post de este tipo en estas plataformas, de principio a fin; a buen entendedor… :) Gracias y Saludos !!

    reply
  • jesus enero 26, 2014 at 7:11 pm

    Muchas gracias por tan sincero y sentido post. Como ya sabes, se agradece saber que no te estas volviendo loco y que hay que seguir adelante, siempre. Ciertamente somos especiales y no lo somos.
    Muchas gracias

    reply
  • Pingback: ¿Estás en el paro? Re-enfoca tu s...

  • Almudena abril 5, 2014 at 10:21 pm

    Gracias por esta gran reflexión, es optimista y concisa. Un magnífico artículo. Saludos,

    reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.